+52 (81) 5000.5900 info@powerbondmexico.com
¿Cómo hacer pegamento casero para distintos usos?
18
ABRIL DE 2018

Adquirir el adhesivo adecuado para cada uso garantiza un buen resultado, pero en caso de emergencia siempre es posible elaborar un pegamento casero con ingredientes que se tengan a la mano para resolver cualquier situación de inmediato.

Una tarea escolar que realizar cuando la papelería ya ha cerrado, un plato roto que no quieres dejar sin pegar por miedo a perder algún pedazo, un cartel de felicitación que debas colocar antes de la llegada del festejado.

En el hogar hay innumerables situaciones que pueden requerir el uso de un adhesivo que de momento no puedas comprar. Para esos casos existen muchas recetas fáciles para preparar un pegamento efectivo.

Para cada uso hay un pegamento casero que puede elaborarse, de ahí el dicho: “Dime qué necesitas pegar y te diré qué pegamento elaborar”.

Instrucciones paso a paso

En esta infografía te compartimos varias opciones de pegamento hecho en casa con ingredientes que tienes a la mano:

 

Ahora te daremos las instrucciones precisas de cómo prepararlos:

  1. Pegamento de arroz. Pones a hervir el arroz a fuego lento hasta que libere el almidón. Cuela y lleva el líquido de nuevo a la estufa para que espese un poco más. Deja enfriar y aplícalo con pincel o espátula. El beneficio de este pegamento es claro, ya que tiene un secado duro y casi transparente, algo que es ideal para muchas labores artesanales realizadas con papel y en piezas de bisutería.
  2. Pegamento de harina y azúcar. Conocido como engrudo común, esta es la receta más sencilla de elaborar. En una olla, pon tres partes de harina por una de azúcar y añade un poco de agua. Coloca a fuego medio y revuelve continuamente. Una vez que espese, agrega el vinagre y deja enfriar antes de usar.
  3. Engrudo I. Para esta versión de engrudo un poco más eficiente, solo disuelve la harina en el agua y pon a hervir a fuego medio revolviendo constantemente. Si deseas que fije más, agrega un poco de sal a la mezcla y, para preservarlo por más tiempo y evitar que se formen hongos, agrega una cucharadita de vinagre blanco o de alcohol.
  4. Engrudo II. Para esta segunda versión, que resulta en un adhesivo más consistente, mezcla en un tazón el azúcar y la harina y añade poco a poco el agua fría, revolviendo hasta deshacer los grumos. Lleva la mezcla al fuego, agrega el agua hirviendo y revuelve hasta que espese. Retira de la estufa y agrega el alumbre. Deja enfriar antes de usar. En cualquiera de sus versiones, el engrudo es un material adhesivo que se emplea para pegar carteles o papel pintado y realizar obras de artesanía con papel y cartón o papel maché.
  5. Leche I. También de este tipo de pegamento hay dos versiones y en la primera se usa leche cortada que se prepara mezclándola con vinagre. Luego de hacerlo, cuélala con un filtro para cafetera. Los grumos que apartes mézclalos con el bicarbonato para hacer un pegamento ideal para madera y papel.
  6. Leche II. En este caso, agrega un poco del agua caliente a la leche en polvo revolviendo continuamente. Agrega vinagre para separar el suero líquido y conserva solo la parte sólida, la cual exprimirás usando toallas de papel. Después, desbarata en trozos pequeños la porción sólida y agrega el bicarbonato y una cucharada de agua caliente, mezclando con un poco de agua hasta alcanzar la consistencia deseada.

Los pegamentos a base de leche son ideales para trabajos escolares que requieran pegar papel.

  1. Instantáneo I. Pon el agua al fuego y, cuando hierva, retírala y disuelve en ella la gelatina sin sabor. Añade el vinagre y la glicerina y revuelve bien. Lo puedes empezar a usar tibio.
  2. Instantáneo II. No necesitas calentarlo, solo mezcla el agua, la glicerina y la goma arábiga y ya puedes empezar a usarlo para pegar piezas de vajilla y de porcelana.
  3. Instantáneo III. Pon el boro y la caseína en un recipiente y mezcla bien mientras agregas poco a poco agua caliente hasta que formes una pasta espesa. Te servirá para pegar papel, cartón, porcelana y vidrio.
  4. Instantáneo IV. En un tazón, disuelve la gelatina sin sabor en dos cucharadas de agua. En una olla, pon a hervir la leche desnatada y agrega la gelatina disuelta. Revuelve y añade el aceite de clavo. Podrás pegar vidrio sobre vidrio y sobre otros materiales.
Hacer pegamento casero de secado rápido y para otro tipo de usos es algo sencillo. Si de repente tienes piezas que debes unir o reparar y no cuentas con un adhesivo comercial, solo sigue las instrucciones que te damos y tendrás la solución en cuestión de minutos.
Últimos Artículos